martes, 3 de noviembre de 2015

Pintura post mortem en Los Laberintos del Arte


Con motivo de estos pasados días dedicados a los Difuntos, podéis encontrar en la web de Los Laberintos del Arte una pequeña entrada que habla sobre un género pictórico no demasiado conocido: el del retrato post mortem. Constituye el antecedente directo de la fotografía post mortem, esa costumbre de inmortalizar en una foto a los difuntos que Alejandro Amenábar dio a conocer a muchos en su película Los Otros. Ahora bien, en los siglos previos al siglo XIX, momento en que este tipo de retrato se pone de moda tanto en Europa como en América, el retrato post mortem estaba más restringido al ámbito religioso, si bien son frecuentes los retratos post mortem de niños y monarcas.

Aquí tenéis la entrada completa acompañada de diversos ejemplos de este tipo de pintura: Retratos post mortem... pintados


1 comentario:

  1. De allí vengo precisamente. No de la "post mortem", claro está, sino de vuestro blog, que no recordaba lo del cambio.
    Hay mucho sensacionalismo y mucho camelo en este asunto. Aunque fue efectivamente una moda antigua esta de los retratos de fallecidos, hay muestras de gente que parece dormida; sin embargo, algunos dan un poco de repelús.
    Un saludo.

    ResponderEliminar