sábado, 19 de julio de 2014

Santa Martina de Nicola Menghini

Nicola Menghini, Santa Martina, 1635. Iglesia de san Lucas y santa Martina, Roma

"¡Cómo ha cambiado el alma cristiana en trescientos años! ¡Qué lejos estamos de este gran siglo XIII, donde los muertos acostados sobre sus tumbas, con las manos juntas, los ojos abiertos a la luz eterna, eran para los vivos una esperanza!". Emile Mâle, El arte religioso de la Contrarreforma (1932)

"Morir, dormir… Nada más; y decir así que con un sueño damos fin a las llagas del corazón y a todos los males, herencia de la carne, y decir: ven, consumación, yo te deseo. Morir, dormir, dormir… ¡Soñar acaso! ¡Qué difícil! Pues en el sueño de la muerte ¿qué sueños sobrevendrán cuando despojados de ataduras mortales encontremos la paz?"William Shakespeare, Hamlet (1603)

1 comentario:

  1. Cuando las figuras yacentes aparentan estar dormidas, la muerte ya no da miedo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar