miércoles, 1 de mayo de 2013

¿Es posible marchar? "No hallarás nuevas tierras, no hallarás otros mares"

James McNeill Whistler, Harmony in Blue and Silver: Trouville (1865)

A todos se nos ha pasado alguna vez por la cabeza la idea de marchar (o tal vez huir), dejarlo todo atrás, empezar de nuevo en un lugar totalmente diferente rompiendo con el pasado. Pero, ¿es posible? ¿No ocurrirá más bien que por mucho que intentemos cambiar nuestra vida anterior nos perseguirá, atada a nosotros como un lastre? Cuando oigo a alguien comentar que quiere "cambiar de aires", probar suerte en otro país, me vienen a la memoria estos dos fragmentos. No son disuasorios, pero sí incitan a reflexionar sobre la naturaleza de ese deseo de marchar. Porque si intentamos huir de nosotros mismos, escapar no es la solución. De esto nos hablan hoy el poeta griego Constantinos Petros Cavafis (1863-1933) y el escritor italiano Italo Calvino (1923-1985). 

La ciudad (1910) (1)

Dijiste: "Iré a otra tierra, iré a otro mar.
Otra ciudad ha de haber mejor que esta.
Cada esfuerzo mío es una condena dictada;
y mi corazón está-como un muerto-enterrado.
¿Hasta cuándo seguirá mi alma en este marasmo?
Adonde vuelva mis ojos, adonde quiera que mire
veo aquí las negras ruinas de mi vida,
donde pasé tantos años que arruiné y perdí"

No hallarás nuevas tierras, no hallarás otros mares.
La ciudad te perseguirá.
Vagarás por las mismas calles.
Y en los mismos barrios te harás viejo;
y entre las mismas paredes irás encaneciendo.
Siempre llegarás a esta ciudad. Para otra tierra- no lo esperes-
no tienes barco, no hay camino.
Como arruinaste aquí tu vida,
en este pequeño rincón,
así en toda la tierra la echaste a perder. 

C.P. Cavafis

Remedios Varo, Encuentro (1959)

Si una noche de invierno un viajero (1979)

"¡Cuántas veces, cuando me daba cuenta de que mi pasado empezaba a pesarme, había demasiada gente que creía tener un crédito abierto conmigo, material y moral (...) en suma, cuántas veces, cuando el pasado me pesaba demasiado, me había asaltado aquella esperanza del corte en seco: cambiar de oficio, de mujer, de ciudad, de continente- un continente tras otro, hasta dar toda la vuelta-, de costumbres, amigos, asuntos, clientela. Era un error. cuando me di cuenta era tarde.

Porque de esta manera no he hecho más que acumular pasados sobre pasados a mis espaldas, multiplicarlos, los pasados, y si una vida me resultaba demasiado densa y ramificada y enredada para llevármela siempre a cuestas, imaginémonos tantas vidas, cada una con su pasado y los pasados de las otras vida que siguen anudándose unos a otros (...) El pasado es como un gusano solitario cada vez más largo que llevo dentro enrollado y no pierde los anillos por mucho que me esfuerce en vaciarme las tripas en todos los retretes a la inglesa o a la turca o en los baldes de las cárceles (...) El pasado no te lo puedes cambiar como no puedes cambiarte el nombre, que por muchos pasaportes que haya tenido, con nombres de los que no me acuerdo. 

(...) Total, la conclusión a la que llegan todas las historias es que la vida que uno ha vivo es una y sólo
una, uniforme y compacta como una manta enfurtida donde no se pueden separar los hilos con que está tejida". 


Italo Calvino

(1) Traducción de Pedro Bádenas de la Peña en CAVAFIS, C.P., Poesía completa, Alianza Editorial, Madrid, 2003, p. 95.


27 comentarios:

  1. Nos podemos alejar de la tierra pero no de nuestros pensamientos.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto: no podemos huir de nosotros mismos, por muy lejos que vayamos.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Interesante blog, poesía, pintura y belleza. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pilar. Espero verte mucho por aquí.

      Un saludo y nos leemos.

      Eliminar
  3. No es posible huir de nosotros mismos y de nuestro pasado. Siempre lo llevamos en la maleta. Cuando uno se va, debe buscar un futuro, pero sabiendo que no puede desprenderse del ayer.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin embargo siempre es muy tentadora esa idea de romper con el pasado. Pero como dice el personaje de Calvino, al final vas acumulando pasados que te persiguen y se acumulan...

      Un saludo, madame.

      Eliminar
  4. Imposible escapar de uno mismo,por eso yo creo que lo mejor que podemos hacer es llevarnos bien con nuestro "yo" porque como dice Diana,siempre lo llevamos en la maleta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Por eso es importante hacer las elecciones correctas en nuestra vida, porque de otro modo, ese pasado nos perseguirá. En cierto modo me recuerda al caso de Orestes y las furias que le perseguían allí por donde fuera...

      Un saludo Ambar.

      Eliminar
  5. Pero no sabemos cuáles son las elecciones correctas hasta que las hemos tomado, por eso lo que creo que hay que hacer es elegir en cada momento lo que uno siente que quiere y debe elegir; si luego no sale bien, le quedará el consuelo y la paz de saber que pudo elegir l oque deseaba. Con esa mentalidad, pienso que, si no huir, sí que e puede ir olvidando el pasado, que aunque siempre estará ahí, se va difuminando en los recuerdos mientras se viven nuevas experiencias.

    Me ha gustado mucho tu entrada de hoy, Allegra, ¡un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto es lo que dices. Entonces habrá que elegir lo mejor que se pueda :) De todas formas, los casos que he traído son un poco extremos, pues el personaje de Italo Calvino lleva una vida en la que las acciones ilegales están a la orden del día... Otro personaje que siempre me ha parecido muy paradigmático de la huida imposible es Jane Eyre: Rochester la persigue hasta en visiones para pedir su ayuda.

      Un saludo y como siempre un placer leerte, Pedro.

      Eliminar
  6. Esas dos pinturas me gustan mucho. Creo que van muy bien con la temática de la entrada.
    Se me vino a la mente la vida de algunos criminales nazis que huyeron a Sudamérica después de la guerra. Ellos evidentemente continuaron siendo perseguidos por su pasado a pesar de haber cruzado el océano. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pasado siempre te persigue... Y siempre está contigo el miedo a ser descubierto.

      Un saludo.

      Eliminar
  7. El afán por viajar es una manifestación del mundo moderno. Es cierto que puede haber un fondo de desasosiego en todo esto.

    Mis saludos, doña Allegra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente lo haya en ese deseo constante de viajar y viajar. Tal vez lo que buscamos en el fondo es un lugar donde quedarnos de manera definitiva y sentirnos bien. Recuerdo que un autor venía a decir que hoy día se viaja por puro nerviosismo. Puede ser.

      Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar
  8. Genial entrada, me ha gustado mucho y
    sobre todo el razonamiento final.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Todo el mérito es de los dos autores de esas líneas.

      Un saludo.

      Eliminar
  9. Sólo quien no está conforme con su pasado huye hacia el futuro en otro lugar, real o imaginario, sin haber aprendido la lección, sin aprovechar las experiencias de lo vivido. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena reflexión. Y cierto que también hay futuros imaginarios (e incluso presentes) a los que evadirse cuando uno no está conforme con su pasado.

      Un saludo.

      Eliminar
  10. Huir de nuestra ciudad es más fácil que nunca en este mundo moderno en que vivimos. Pero, por mucha tecnología que exista el huir de nosotros mismos es totalmente imposible. Consolémonos entonces, intentemos mejorar el mundo que nos rodea, el más próximo, para de ese modo sentirnos mejor con nosotros mismos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Carmen. Nunca fue tan fácil huir físicamente de un sitio ni tan difícil hacerlo espiritualmente.

      Un saludo y gracias por comentar.

      Eliminar
  11. La marcha, el viaje... siempre tienen algo de rito iniciático. Y en eso Kavafis con su Viaje a Ítaca era un absoluto maestro. Lo malo de la crisis, como de las guerras, es dónde ir que no te encuentras con más de lo mismo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cayetano, has citado otro de los grandes poemas de Cavafis. Toda una lección sobre cómo encarar el recorrido vital de una persona.

      Efectivamente, no hay nada nuevo bajo el sol.

      Un saludo.

      Eliminar
  12. FINALES
    Nunca nos conoceremos,
    iremos a otra ciudad
    con empinadas calles y
    cuestas de piedra.
    Perseguidos por nuestra
    propia carga de memoria.

    Nunca nos encontraremos
    iremos a otra ciudad
    los dos sin vernos,
    entrando en la gran casa
    de los balcones de hiedra.

    Nunca nos cansaremos
    de ir a otras ciudades
    que el otro antes vio
    y andar los mismos lugares.

    http://elhpc.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A todos los contribuyentes de esta pagina: siento mucho utilizar su pagina de esta manera. Mi perspectiva es diferente de la que Uds debaten aqui arriba.

      Las obligaciones del tiempo, la distancia, la vida y el trabajo me han alejado de mis mas queridos amigos, de mis suenos, de la "yo" que antes era. Nunca queria tal separacion, pero parece que no hubiera manera de evitarla. Ahora, que dificil es buscar las personas mas queridas de mi pasado.

      A Gonzalo: ?Como me puedo poner en contacto contigo, Gonzalo? No tengo tus senias actuales, ni un numero de telefono, ni un numero de mobil, ni donde mandar un email... Solo el numero de telefono de tu casa de hace veinte anios... Me parece que nadie ya vive alli. Siento mucho los anios perdidos. Me gustaria tanto oir noticias tuyas, y espero que estas bien.

      No se como dejar detalles de contacto aqui en internet, en una pagina publica como esta. ?Quiza mi Twitter handle? @pigeononthegate
      No hay ningun tweet interesante - solo quejas acerca de los trenes de mi pais :-)

      Un abrazo carinoso, Gonzalo (si esto lo veas algun dia)
      Angela

      Eliminar
  13. Hola, con motivo de mis 250 seguidores, os quiero hacer un regalo para agradeceros vuestro apoyo y compañía y, de paso, si más gente lo quiere, que no dude en venir a por él.

    NO ES PARA QUE HAGÁIS NADA. Solo es un regalo sin más.
    http://relatosfantasiaelfos.blogspot.com.es/2013/06/ya-somos-250-en-este-blog.html

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Huir es no querer resolver los problemas de uno mismo y siempre cree que será mejor en otro lugar, es cierto que muchas veces hay que cambiar de país por recursos económicos.
    De nuevo por aquí he estado ausente algunas semanas

    ResponderEliminar
  15. Creo que si es posible marchar, pero hay que estar claro en esa ida, nos marchamos con todo nuestro pasado para buscar un futuro, otra cosa seria huir,lo que no resuelve los problemas, ya que los llevamos con nosotros...
    Te felicito por tu blog, Allegra, me anoto
    Saludos desde Caracas

    ResponderEliminar